200 empresarios de la industria de la construcción participaron en un webinar, iniciativa de Licify, el mayor marketplace de compras y contratos del sector, para conversar sobre las perspectivas y tendencias del acero.

Los principales indicadores económicos internacionales durante 2020 muestran un comportamiento similar. Un descalabro en abril, cuando el mundo se sometió a la parálisis por cuenta del virus covid_19: cayeron las economías, la producción industrial, los precios de los commodities, pero a partir del segundo semestre del año pasado, los mercados reaccionaron a los estímulos para recuperar las economías y se dio un rebote muy rápido.

En el caso de los precios del níquel, petróleo, cobre, aluminio estos cayeron bruscamente, pero repuntaron a niveles previos a la pandemia en septiembre y en la actualidad superan, incluso, las tarifas registradas en 2019. “La recuperación de la producción industrial fue muy rápida y ahora estamos a niveles más altos, esto está causando la falta de materia prima en los mercados”, explicó Marcel Ollech, director de Internacional Acesco, durante el webinar ‘Perspectivas y tendencias de la industria del acero’.

En su intervención, Ollech expuso que la producción mundial de acero disminuyó 0,9% entre 2019 y 2020 pasando de 1.880.100 millones de toneladas a 1.864.000 millones de toneladas, de acuerdo con las cifras de la Asociación Mundial de Acero. Sin embargo, excluyendo a China (el primer productor), que aumentó su producción 5,2% en 2020, el descenso en la producción mundial es del 7,7%. Los principales productores mundiales de acero son China, India, Japón, Rusia, Estados Unidos, Corea del Sur, Turquía, Alemania, Brasil e Irán.

En contraste con estas cifras, el consumo ha crecido mucho más que la producción. China aumentó sus importaciones y disminuyó sus exportaciones lo que ha llevado a la escasez de materia prima y a elevar los precios. Hace 5 años estos rondaban los $90 dólares por tonelada, entre 2018 y 2020 subieron a $100 dólares por tonelada y hoy se sitúan en $170 dólares por tonelada. Para Ollech, estos precios se mantendrán en estos niveles por lo menos durante todo el 2021.

Sobre este panorama, Sebastián Mejía, gerente de planeamiento y estrategia en la siderúrgica Ternium internacional, destacó, durante el webinar, que la dinámica actual de un incremento en el consumo responde a la reactivación del sector de la construcción como una de las principales herramientas de los gobiernos para estimular a las economías.

“Para China no fue suficiente con aumentar su producción. También tuvo que incrementar sus importaciones un 150% más y disminuir las exportaciones un 67% incluso en Latinoamérica bajó la disponibilidad de  material un 8%”, agregó.

La buena noticia es que Ternium internacional inauguró una planta en el departamento del Atlántico con capacidad para producir 520.000 toneladas de varilla al año. De esta manera, podrá sustituir el 100% de las importaciones de este producto y asegurar el autoabastecimiento en el sector de la construcción colombiano. 

Este espacio de discusión fue organizado por Licify, una plataforma digital que conecta a sus 13.500 usuarios (constructores, proveedores, contratistas y distribuidores del sector). En tres años, Licify ha cerrado negocios por más de 900.000 millones de dólares y ha conectado más de 31.000 ofertas. Actualmente son el referente de información del sector construcción y están contribuyendo a sus usuarios a mitigar los sobrecostos de los materiales.

Escribir un comentario