BIM llegó para quedarse. Adoptar la metodología tomará tiempo, pero los trabajadores del sector construcción se deben actualizar desde ahora para no quedarse atrás.

Los cambios en el sector de la construcción están a la vuelta de la esquina, y cada vez el murmullo de que BIM cambiará (para bien) la construcción, se hace más fuerte. Algunas constructoras ya usan BIM parcial o completamente para algunos proyectos. Sin embargo, la implementación tomará un tiempo y los trabajadores del sector aún están a tiempo de montarse al bus de la tecnología, coordinación y eficiencia que trae esta metodología.

En un artículo previo, pudimos aclarar algunos de los temas más básicos sobre BIM: ¿qué es? ¿cuáles son sus retos? ¿qué beneficios representa? Por lo cual, en este artículo profundizaremos en uno de los temas más importantes de la metodología: el lenguaje común.

Uno de los principales propósitos de BIM es facilitar la coordinación entre las diferentes especialidades involucradas en un proyecto de construcción, sin importar si son estructuras, redes, acabados, u otros. Para lograr lo anterior, es fundamental que todas las partes hablen un mismo idioma, pues esta es la única manera de que todos entiendan lo que hacen los demás actores de la obra y puedan facilitarse las sinergias necesarias para que un proyecto no caiga en retrasos y sobrecostos.

Este nuevo lenguaje universal que cambiará la industria se llama Códigos de montaje. Sin embargo, para entender esto, hay que entender un concepto previo: sistemas de clasificación.

Alístense, que viene una explicación simple, pero técnica.

¿Qué son los sistemas de clasificación?

Dentro de los protocolos BIM se encuentran los sistemas de códigos de montaje (también llamados de ensamble) dados por los sistemas de clasificación, los cuales son métodos de codificación en la construcción organizados por distintos criterios.

Dos de los sistemas de clasificación más utilizados son el Uniformat® y Masterformat® los cuales están agrupados en el sistema de clasificación Omniclass® americano y Uniclass™ europeo.

En la creación de los estándares BIM ha nacido la necesidad indispensable de la implementación de metodologías de trabajo basadas en procesos colaborativos, y para que esto sea eficiente, los términos usados para describir la construcción y sus propiedades tiene que estar estandarizados, si no es así, solo el usuario BIM que manipula la información dentro de un proyecto tendrá conocimiento de esta información y podrá interpretar su contenido, lo cual contradice directamente los conceptos fundamentales de la metodología BIM.

¿Para qué sirven los códigos de montaje?

La estandarización de códigos de terminología de la construcción se utiliza para clasificar las propiedades o parámetros que utilizan las herramientas y sistemas BIM. Estos códigos alfanuméricos permiten a las herramientas o aplicaciones que administran los datos, insertar, organizar y extraer de una forma eficiente la información rompiendo las barreras de idioma o cultura a nivel global.

Esta codificación, en adición al manejo de la información, permite la estandarización de información anexa a los procesos y la identificación de las especificaciones inherentes al proceso de la construcción en todas las etapas del ciclo de vida del proyecto amarrado a los Niveles de Desarrollo (LOD) de un proyecto BIM.

¿Cuáles son los códigos de montaje?

Omniclass™

Es un sistema de clasificación que permite el intercambio de información para la totalidad del ciclo de vida de la construcción y sus agentes., esta organiza grupos de libros, materiales, catálogos y se utiliza para estructurar bases de datos electrónicas. Está basado en ISO 12006-2 “Organization of Information about Construction Works – Part 2: Framework for Classification of Information”

Consiste en 15 tablas las cuales cada una agrupan diferentes criterios referentes a la construcción. Se puede utilizar cada tabla independientemente para clasificar una información específica o se pueden agrupar para una clasificación más compleja.

Omniclass

Uniformat®

Es un estándar para clasificar las especificaciones de construcción, estimación de costos y análisis de costos en los Estados Unidos y Canadá. Fue desarrollado a través de un consenso de la industria y el gobierno, y ha sido ampliamente aceptado como un “ASTM E1557-09 Standard Classification for Building Elements and Related Sitework—UNIFORMAT II.

Los elementos son componentes principales y comunes a la mayoría de los edificios. Y su organización sigue la lógica de un proceso constructivo. Este sistema de clasificación es el más eficiente para la estructuración de presupuestos de costo de ejecución de obra cuando se realiza un proceso preliminar de estimación de costos basados en indicadores por metro cuadrado y/o elementos según su función.

Uniformat ™ está estructurado en ocho categorias jerarquizadas en primer nivel de la siguiente manera:

  • Subestructura: elementos estructurales de cimentación.
  • Armazón: Elementos estructurales generales y cerramientos de fachada y cubierta.
  • Interiores: Elementos interiores de la construcción.
  • Servicios: Sistemas técnicos de la edificación.
  • Equipos y mobiliarios: Equipos no pertenecientes a un sistema y mobiliario general.
  • Construcciones especiales y demoliciones: Remediación de sistemas técnicos y demoliciones generales.
  • Trabajos de sitio: trabajos de preparación y mejoras de sitio.

Masterformat®

Es un sistema jerárquicamente organizado, que clasifica la información en función del resultado obtenido tras un proceso que utiliza materiales, herramientas y mano de obra para definir un elemento a clasificar.

MasterFormat® es la clasificación o lista maestra de títulos y números utilizados para organizar especificaciones y otra información de proyectos para la mayoría de los proyectos de construcción. Enumera títulos y números de sección para organizar datos sobre requisitos de construcción, productos y actividades. Al estandarizar dicha información, MasterFormat facilita la comunicación entre arquitectos, especificadores, contratistas y proveedores, lo que les ayuda a cumplir con los requisitos, plazos y presupuestos de un proyecto de construcción.

Existen 50 divisiones representadas por las dos primeras cifras. Dentro de cada división se clasifica una serie de secciones que identifican el sistema de clasificación del elemento, y cada nivel agrega una pareja de códigos alfanuméricos llegando a identificar en un cuarto nivel elementos especiales.

Ejemplo:

Nivel 1 – División 03 00 00 Concreto
     Nivel 2 – Sección 03 35 00 Acabado de concreto
          Nivel 3 – Sección 03 35 43 Acabado de concreto pulido
               Nivel 4 – Sección 03 35 43.16 acabado de concreto pulido y teñido

50 divisiones
Nomenclatura de 6 números
Se organiza por divisiones:
01 requerimientos generales
02 al 19, elementos de construcción
20 al 29, instalaciones
30 al 39, elementos de sitio
40 al 49, procesos y equipamiento.

Uniclass

Sistema de Clasificación para la Industria de la Construcción (The Unified Classification for the Construction Industry, en inglés), desarrollado en el Reino Unido, es el equivalente al Omniclass. Publicado en 1997, promueve la clasificación de la información de un proyecto de manera estructurada, basada en los parámetros de la ISO 12006-2 y ISO/PAS 12006- 3.

De la misma forma que Omniclass™, este sistema de clasificación establece tablas que contienen los códigos para la clasificación por fases ordenadas con un sistema alfanumérico. Estas tablas están clasificadas por fases y dentro de cada fase ordenados por escala decimal de 6 dígitos.

Las tablas son las siguientes:

  • Co – Complejos
  • En – Entidades
  • Ac – Actividades
  • SL – espacios
  • EF – Elementos y funciones
  • Ss – Sistemas
  • Pr – Productos
  • TE – Equipos y herramientas
  • PM – Gerencia de proyecto
  • Zz – CAD
Author

Nicolás siempre está buscando cómo adquirir nuevo conocimiento, ávido por entender diferentes contextos y apasionado por el saber.

Escribir un comentario