Algunos profesionales del sector construcción se han abstenido de usar PVC en sus proyectos, pero en realidad ¿pueden afectar estos productos al medio ambiente?

Dentro de los materiales para construcción puede que el tubo PVC (Policloruro de vinilo) haya sido uno de los que más inquietudes que ha despertado en cuanto a sus usos y efectos en las obras de construcción. De hecho, estas inquietudes no solo son exclusivas del tubo, sino también de todos los productos derivados del PVC. Sin embargo, más son los mitos que las realidades alrededor de este material para construcción. A continuación, recopilamos las dudas más comunes y les damos respuesta, para que puedan utilizar este material con tranquilidad en todas sus obras.

¿Pueden afectar el medio ambiente los productos de PVC?

Estudios recientes han mostrado que los productos de PVC son tan seguros y ambientalmente aceptables, a lo largo de su ciclo de vida, como otros materiales para construcción usados comúnmente en similares aplicaciones. De hecho, su desempeño ambiental puede ser inclusive mejor que el de algunas alternativas en las aplicaciones más importantes. Así lo concluye la Comisión Europea como resultado de la revisión de más de 250 evaluaciones de ciclo de vida del PVC y materiales para construcción competidores.

La producción de tubos y otros productos de PVC utiliza apenas un tercio de la energía empleadas por materiales alternativos. Sólo en empaques, el PVC ahorra el equivalente a 2 millones de barriles de petróleo por año, comparado con un material competidor de uso común. Su manufactura contribuye con menos emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. La mayor parte de los residuos generados en la transformación del PVC es reciclada en los mismos procesos.

¿Qué ventajas aportan los productos de PVC al desarrollo sostenible?

En evaluaciones de sostenibilidad que se han realizado sobre el PVC y sus aplicaciones, éstas se posicionan muy bien en términos de sostenibilidad del medio ambiente, económica y social. Se ha encontrado que materiales para construcción competidores, tanto naturales como sintéticos, que han sido escrutados bajo esta óptica, enfrentan similares o mayores desafíos en cuanto a sostenibilidad comparados con los de PVC.

El impacto al medio ambiente de los productos de PVC, investigado en numerosos estudios y cuantificado en el análisis del ciclo de vida, ha resultado ser equivalente o menor comparado con alternativas. Las mayores fortalezas de tubos y otros productos de PVC son su desempeño superior y menor costo relativo para un nivel de desempeño dado. Los productos de bajo costo hacen más accesibles los beneficios esenciales del desarrollo para las poblaciones más pobres de todos los países, cuya marginalidad económica y social es claramente insustentable.

Las ventajas más significativas del PVC en términos de desarrollo sostenible son:

  • Menor consumo de recursos naturales no renovables: es el plástico menos dependiente de los hidrocarburos y aprovecha en cambio un recurso prácticamente inagotable como es la sal.
  • Durabilidad: por su resistencia mecánica e inmunidad al ataque de químicos o factores climáticos destructivos, el PVC es un material para construcción muy durable y se utiliza principalmente en aplicaciones con una larga vida útil. A diferencia de otros plásticos, más del 65% del PVC que se produce en el mundo se destina a productos para la construcción con una vida útil que puede extenderse durante décadas.
  • Reciclabilidad: Existen más de 100 aplicaciones identificadas para los residuos vinílicos tratados mediante reciclaje mecánico. En la última década, la industria ha invertido en el desarrollo de nuevas tecnologías como el reciclaje químico, para tratar residuos muy heterogéneos en su composición y obtener de ellos algunas materias primas presentes en el producto.
  • Economía: por ser el PVC menos dependiente de combustibles fósiles, logra ser un material más económico en la mayoría de sus aplicaciones.

¿Los desechos de PVC que han sido enterrados en rellenos sanitarios y vertederos a cielo abierto, están contaminando el suelo y el agua subterránea?

El PVC es inerte en la tierra y no existe evidencia de que contribuya a formaciones de gas o a la toxicidad de los lixiviados. Para confirmar esto, la industria del PVC participó activamente en investigaciones auspiciadas por la Comunidad Europea, a través de la denominada Iniciativa Horizontal. Se estudió el comportamiento a largo plazo de los productos de PVC dispuestos en rellenos sanitarios, considerando una variedad de condiciones para la descomposición del relleno y se dedicó especial atención a examinar los lixiviados y la degradación de los plastificantes y estabilizadores. Estos estudios concluyeron que los tubos y otros productos de PVC contribuyen muy poco a las emisiones de metales pesados en los vertederos y que la migración de otros aditivos, tales como los ftalatos, no representa un riesgo para el medio ambiente.

¿Existen prohibiciones para el uso de PVC en algunas aplicaciones?

En ningún país del mundo está vigente hoy día una prohibición o veto gubernamental al uso de tubos y otros productos de PVC, en ninguna aplicación.

En la década de los 80, unas pocas municipalidades europeas optaron por restringir el uso de este material para construcción en edificios públicos, como medida de precaución, respondiendo al debate sobre las emisiones de dioxinas. Sin embargo, estas medidas fueron derogadas al conocerse los dictámenes de la ciencia sobre la diversidad de las fuentes responsables de las emisiones de dioxinas.

El Principio de Precaución motivó también que en la Unión Europea y en algunos países de otras regiones del mundo se hayan establecido restricciones puntuales sobre el uso de ftalatos en productos para niños, tales como juguetes o chupos, que al llevarse a la boca pudieran ocasionar la extracción de alguna sustancia presente en el producto. No obstante, el PVC sigue aprobado para este tipo de aplicaciones siempre que utilice plastificantes no-ftálicos, para las cuales, en el mercado, ya existen alternativas inclusive de origen vegetal.

Notas:

  • Las anteriores respuestas corresponden a la información recolectada y entregada por la empresa Mexichem, a través de su experiencia y conocimiento de los productos en cuestión.
Author

Daniel está constantemente, sino siempre, buscando buenas historias para contar. Se especializa en temáticas sociales e impacto. Apasionado por entender el mundo a través de datos. Director del blog.

Escribir un comentario